Juegospx
  Planeta vivo
 

Árbol vivo más alto

A principios del siglo XXI, el árbol más alto del mundo en pie era una secuoya roja de la costa de Mendocino (California, EE. UU.), con una altura de 112,014 m la primera vez que se midió en septiembre de 1998. Debe tenerse en cuenta que había tenido mucho tiempo para alcanzar esa altura – los expertos calculaban que el árbol había empezado a crecer unos 1.000 años antes. No obstante, perdió su elevado título en julio de 2004, cuando el acertadamente llamado Gigante de la Estratosfera tomó el mando. Con unos 1.600 años, media 112,7 m – en el bosque Rockefeller del Parque Nacional Humboldt Redwoods (California) – y podía presumir de un impresionante diámetro de 5,18 m. En septiembre de 2006, el Gigante perdió su récord frente a Hyperion, una secuoya roja que crece en el Parque Nacional Redwood (California). (Como cabe esperar, nadie revela la ubicación exacta de esta secuoya rascacielos, para no atraer curiosos que puedan dañar el ecosistema local). Descubierto por Chris Atkins y Michael Taylor (ambos de EE. UU.), Hyperion mide actualmente 115,5 m – aproximadamente 2,5 veces la altura de la Estatua de la Libertad de Nueva York. Y los científicos dicen que si no fuese por los daños en la copa del árbol, causados por los pájaros carpinteros, podría ser incluso más alto…
 




Mayor iceberg

Para tratarse de un récord tan increíble, el mayor iceberg tiene un nombre bastante aburrido. En su punto más alto, el iceberg B15-A medía aproximadamente 120 x 20 km y tenía una superficie total de unos 2.500 km2. Es la mayor sección que se conserva del iceberg B15, que se desprendió de la Barrera de hielo Ross en marzo de 2000. Su masa original equivalía al tamaño de Luxemburgo, y tenía suficiente agua para cubrir el estado de Texas con 1,4 m de agua. No obstante, al desprenderse, el B15-A se embarcó en una ruta turbulenta, quedando atascado cerca de la Isla de Ross, bloqueando con hielo el Estrecho de McMurdo e impidiendo que los pingüinos llegasen a mar abierto en busca de comida. Naturalmente, tuvo un efecto devastador en la población local de pingüinos. Desde entonces, ha chocado con una serie de piezas de hielo flotante, perdiendo en cada colisión un poco de su tamaño récord, de forma que actualmente ha disminuido hasta unos 1.700 km2 de superficie.
 




Año más cálido registrado

Los datos sobre la temperatura global empezaron a registrarse, aproximadamente, en 1880 y, hasta 2005, el año más cálido registrado fue 1998. (De hecho, en cierto momento, los 90 tuvieron el récord de ser la década más cálida, estando los seis años más cálidos entre esos 10). Los científicos del instituto británico de meteorología calcularon que, en 1998, la temperatura media del mundo fue 0,57ºC más cálida que la media global registrada entre 1961 y 1990. Sin embargo, sólo han pasado siete años y el récord ha cambiado. En un informe de enero de 2006, la NASA reveló que 2005 se había convertido en el año más cálido registrado, con una temperatura media de 14,76ºC – y que 2002, 2003 y 2004 fueron el tercer, cuarto y quinto año más cálido, respectivamente. Confirmando esta tendencia general hacia el calentamiento global, 2007 se convirtió en el segundo año más cálido registrado, y en el primer año desde que empezaron los informes por satélite en el que el Paso del Noroeste, una ruta marítima que cruza la parte superior del continente norteamericano, no tuvo hielo. Dicho esto, 2008 resultó ser el año más frío desde el cambio de siglo, gracias a las condiciones de enfriamiento provocadas en el océano Pacífico por La Niña.
 




Terremoto de mayor duración

El 26 de diciembre de 2004 fue un día lamentable para miles de habitantes y turistas de las Islas Andamán y Sumatra, una región idílica del océano Índico, por cortesía del terremoto de mayor duración de la historia. Monitorizado por sismógrafos de todo el mundo, el temblor duró entre 500 y 600 segundos – una duración sorprendente para un terremoto – llegando a alcanzar entre 9,1 y 9,3 grados en la escala Richter y desatando un tsunami mortal que provocó una masacre cuando alcanzó la costa de Indonesia. La tragedia desencadenó una serie de nuevos desastres. Roger Bilham, profesor de ciencias geológicas de la Universidad de Colorado, calcula que la energía liberada durante el terremoto equivale a la de una bomba de 100 gigatoneladas. El temblor abrió una brecha sin precedentes en el fondo del mar de unos 1.300 km. Y pudo sentirse en todo el planeta: «En general, este terremoto fue lo bastante grande para hacer temblar a todo el planeta hasta un centímetro», reveló Charles Ammon, profesor asociado de ciencias de la tierra en la Penn State University. «Los movimientos pudieron observarse en todos los sitios donde había instrumentos para hacerlo».
 


Calamar gigante más pesado

Hasta 2007, el campo de los pesos pesados de calamar gigante (Mesonychoteuthis hamiltoni) era un individuo de 5m y 150 kg capturado por un pescador en marzo de 2003, en el Mar de Ross (Antártida). Se dijo que sus ojos eran tan grandes como platos llanos – seguro que no le gustaría acercarse a este peculiar cefalópodo cuando estaba vivo – y era un depredador agresivo con ganchos como navajas en sus tentáculos. No obstante, su título sólo estuvo vigente hasta febrero de 2007, cuando un pescador capturó un espécimen el triple de grande, de nuevo en el Mar de Ross. El pescador usaba sedales largos para pescar y el enorme calamar salió a la superficie junto con una merluza negra de la que se estaba alimentando. Llevado a Nueva Zelanda para su estudio, la gran captura se anunció oficialmente el 22 de febrero de 2007: este macho adulto de calamar gigante pesaba unos 450 kg y medía 10 m de largo. Pero puede que éste no sea el final de la historia. Los investigadores descubrieron que el pico del calamar era más pequeño que el de los calamares hallados en los estómagos de los cachalotes, que se alimentan de esta especie. ¿Es posible que especímenes aún mayores habiten las profundidades del océano? Steve O’Shea, biólogo marino de la Universidad Tecnológica de Auckland, cree que sí: «Crecen mucho más», afirma.
 




Perro vivo más alto

Con la llegada del nuevo siglo, el título de perro vivo más alto del mundo pertenecía a un gran danés llamado Harvey. Con 105,4 cm, probablemente era él el que llevaba a su dueño – Charles Dodman (Reino Unido) – de paseo, y no al revés… El gran danés puede ser una de las razas más altas de perro de trabajo, pero resultaba obvio que Harvey era especial y, en su día, llegó a ser también el perro vivo más largo, con una longitud de hocico a rabo de 231,14 cm. Su apetito también era impresionante: podía devorar tranquilamente 3,6 kg de comida al día. ¡Ah! Y dormía en su propia cama individual. Su sucesor como perro vivo más alto también es un gran danés, y tiene el grandioso pedigrí de Milleniums’ Rockydane Gibson Meistersinger, aunque también responde al nombre de «Gibson». Con una altura de 107 cm, Gibson es oficialmente el perro vivo más alto del mundo desde agosto de 2004 – y, lo que es más increíble, también es el perro más alto de la historia. Casi una celebridad canina, a lo largo de su carrera, Gibson ha aparecido en televisión con Oprah Winfrey, Jay Leno, Ellen DeGeneres e incluso Paris Hilton. Pero su dueña, Sandy Hall (EE. UU.), está más orgullosa de sus logros laborales como perro de terapia, visitando a personas enfermas en el hospital.
 




Filo animal más reciente

En 1949, un grupo de pequeñas criaturas similares a platelmintos fueron extraídos del mar Báltico y comenzó un proceso de investigación científica que resultó en un nuevo récord más de cincuenta años más tarde. No había nada particularmente destacable en las critauras: similares a gusanos, de unos 4 cm de largo, no tenían cerebro, ni sistema excretror, ni siquiera cara. Tras su descubrimiento, se otorgó a los animales el género Xenoturbella, aunque los científicos fueron incapaces de realizar una clasificación más precisa. Con la llegada de los 90, nuevos estudios sugirieron que las criaturas no eran más que un ejemplar extraño de molusco. Sin embargo, su taxonomía estaba lejos de ser definitiva y, a pesar de la cantidad de estudios científicos, los Xenoturbella seguían siendo un enigma. No obstante, nuevos estudios realizados en el siglo XXI establecieron que las dos especies descubiertas – X. bocki y X. westbladi – eran muy diferentes a cualquier otra especie animal conocida, tanto que eran dignas de tener su propio Filo (uno de los niveles más altos de clasificación animal). Tras completar los estudios, en noviembre de 2006, se anunció el filo más reciente del mundo: Xenoturbellida.
 




Peor ciclón por tasa de daños

En el cambio de siglo, el peor ciclón recordado era el Huracán Andrew, que había golpeado Homestead (Florida, EE. UU.), del 23 al 26 de agosto de 1992. Se calculó que su impacto había causado 65 muertes y daños por valor de 15,5 mil millones de dólares, en términos de pérdidas cubiertas por seguros. La destrucción fue tan devastadora – también afectó a Bahamas y Lousiana – que el nombre de Andrew se utilizó permanentemente en 1993 como nombre de huracán atlántico. El huracán Andrew mantuvo su triste récord hasta el 29 de agosto de 2005, cuando se desató el huracán Katrina – el primer huracán de categoría 5 de la temporada de huracanes de 2005. El sexto ciclón atlántico más fuerte de la historia, Katrina emergió sobre las Bahamas el 23 de agosto de 2005, antes de desplazarse a Florida y convertirse en un huracán de categoría 1. Ganando potencia en el Golfo de México, azotó Louisiana y otros estados sureños, causando una amplia devastación (más del 80% de Nueva Orleans quedó inundada al fallar los diques de la ciudad). Más de 1.800 personas perdieron la vida, una escala de pérdidas que no se veía desde 1928 y el huracán Okeechobee. La aseguradora Swiss Re cifró los daños causados por el huracán Katrina en 45 millones de dólares. Al igual que con el huracán Andrew, la escala del desastre hizo que el nombre de Katrina dejase de usarse para futuros huracanes el 6 de abril de 2006, a petición del gobierno estadounidense.
 



 

Reptil en mayor peligro de extinción

¿Existe un titular de récords más solitario en Guinness World Records™? El Solitario George, una Tortuga gigante de la Isla Abingdon (Geochelone elephantopus abingdoni) que vivía originariamente en la Isla Pinta (Islas Galápagos), es el único superviviente de su subespecie, convirtiéndose en el reptil más raro del mundo. Los intentos para aparear a George con tortugas de islas cercanas resultaron infructuosos y, después de que la vegetación de Pinta disminuyese de manera importante debido a las cabras salvajes que se habían introducido en la región, se le trasladó al Centro de Investigación Charles Darwin, en la Isla de Santa Cruz (Islas Galápagos). Recientemente, se creyó haber encontrado una luz en el horizonte: en julio de 2008, los científicos descubrieron que George se había apareado con dos tortugas hembra y habían fecundado 13 huevos. Se colocaron en incubadoras pero, al final, resultaron no ser fértiles. Con una edad de entre 60 y 90 años, George sigue entrando en años por lo que, a menos que se logre encontrar una compañera adecuada (el Centro de Investigación Charles Darwin ha ofrecido una recompensa de 10.000 dólares a quien logre encontrar una pareja adecuada para la reproducción) o que se usen técnicas de clonación para generar futuros Georges, su subespecie morirá con él. De hecho, aunque George todavía está vivo, técnicamente, en la actualidad, la subespecie ya está extinguida.
 




Calabaza más pesada

A principios de esta década, la calabaza más pesada del mundo pesaba 513 kg, un buen testimonio del trabajo de su propietario, Gerry Checkon (EE. UU.). Gerry y Larry Checkon la llamaron «Moony», por el modo en el que reflejaba la luz de la luna en el jardín por la noche. No obstante, en 2001 se batió el récord – dos veces. Ken y Rosemary Holden (ambos de Australia) produjeron una calabaza de 286 kg que les valió el título a principios de 2001, pero sólo fue suyo hasta octubre del mismo año, cuando Geneva Emmons (EE. UU.) se lo arrebató con una bestialidad de 572,4 kg. El récord de Geneva se mantuvo durante casi un año: el 5 de octubre de 2002, Charles Houghton (EE. UU.) presentó una calabaza en la Feria de Topsfield (Massachusetts, EE. UU.) con el colosal peso de 606,7 kg. Sin embargo, casi dos años después, Allan Eaton y Joanne Robbins (Canadá) se llevó el título con una calabaza de 655,9 kg en el Port Elgin Pumpkinfest (Ontario, Canadá). ¿Qué tamaño puede alcanzar este vegetal? Larry Checkon intuyó que todavía quedaba margen y, el 1 de octubre de 2005, su calabaza de 666,32 kg se convirtió en las más pesada del mundo… y lo fue hasta el 7 de octubre de 2006, cuando Ron Wallace (EE. UU.) presentó una prodigiosa calabaza de 681,3 kg en el Southern New England Giant Pumpkin Growers Weigh-off de Warren (Rhode Island, EE. UU.). La actual titular del récord es una calabaza de 766,12 kg cultivada por Joseph Jutras (EE. UU.), pesada el 29 de septiembre de 2007. ¡Es la primera calabaza que sobrepasa los 725 kg! Pero, probablemente, no será la última…
 




 





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
  Hoy habia 5 visitantes (6 clics a subpáginas) ¡Aquí en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Subir